Una mamá antes de Dormir

6.12.09

0 comentarios  

video

El Rebelde

28.11.09

0 comentarios  

video

El Fantasma de Osorio

8.5.09

0 comentarios  

video

En el parque Lezama,más precisamente sobre la intersección de la avda. Paseo Colón y Brasil,se levanta un busto ignorado por la gran mayoría de los que transitan el lugar,en cuya base reza:" Ulrico Schmidl,primer cronista del Rio de la Plata".Pero,¿quién fue este casi desconocido por nuestra historia?.Schmidl había sido el encargado de llevar a cabo con puño y letra, todo lo que acontecía cada día en aquella expedición patrocinada por el adelantado don Pedro de Mendoza. Él compartió con sus compañeros las alternativas de la conquista allá por el 1536,recopilando en sus viajes 20 años de memorias rioplatenses, que serían editadas en idioma alemán y más tarde en latín.
Los escritos de Schmidl, dan cuenta de un carácter firme y una veracidad que las investigaciones posteriores llegaron a corroborar.En su libro"Crónica del viaje a las regiones del Plata", el cronista deja leer entre tantas, la siguiente historia:
Mendoza traía a bordo dos lugartenientes:uno llamado Juán de Ayolas (el sucesor más directo llegado el caso,el confidente,su mano derecha),y por el otro,Juán de Osorio,un hombre de mucha valentía y de gran popularidad, no solo en su Avila natal,sino también de desbordante carisma dentro de la tripulación.Lo cierto,es que Mendoza venía un tanto enfermo (padecía de sífilis),y va a ser por tal motivo que Ayolas comenzará a temer por la suerte de este,porque de suceder lo peor (pensaba),sus dìas estarían contados,ya que Osorio seguramente lo iba a desplazar. Y será a partir de aquí, cuando Ayolas convence a Mendoza de que Osorio estaba tramando un plan macabro,una revuelta para sacarle el poder,para matarlo (nada más inexacto); pero lo terrible del caso fue que Mendoza le creyó.Resultó así que, entre medio de las sombras,de barcos y de medianoches,va a ser decretada la muerte de Osorio.
Cuenta Ulrico Schmidl,que sumaban tantas las puñaladas recibidas,que su alma parecía salirse vociferando alaridos desgarrantes de su cuerpo; y ese alma que no encontró paz,jurará venganza a la tripulación trayendo todo tipo de desgracias (o al menos eso era lo que pensaban los españoles en sus supersticiones).¿Porqué?,porque Osorio había muerto sin cristiana sepultura,siendo inocente y hasta sin poder defenderse.
El fantasma de Osorio entonces,perseguirá a la expedición hasta aquí,hasta esta Ciudad y Puerto de Sta.María del Buen Ayre. De hecho,todo lo que va a suceder en aquél villorio,en aquella aldea miserable fundada por Mendoza y cargada de infortunios,se lo atribuirán al fantasma de Osorio:había faltante de alimentos,era el fantasma de Osorio...,acechaban las pestes,era el fantasma de Osorio...¡ atacaban los aborígenes...,! otra vez el fantasma de Osorio...
Como verán,no solo fue el primer fantasma que hemos tenido en estas latitudes,sino además el primer artículo importado;¡¡¡ fíjense desde donde veníamos ya con el tema del importado...!!!
Y para ir terminando con nuestra historia de hoy,me cabe una última reflexión:con tantas cosas terribles que leemos todos los días en lo diarios y revistas,que observamos por televisión,o escuchamos en la radio,no sería hora de empezar a preguntarnos...¿no nos seguirá todavía persiguiendo "el fantasma de Osorio"...?